freelancer
El lado oscuro de ser freelancer
Autor: Freddy Maldonado

Recuerdo un profesor que me decia:

«Si vas a salir al mercado laboral o ser independiente, debes endurecer tu piel sino te comerá el medio».

El universo del freelancing se nos presenta como un oasis de libertad laboral, donde nuestras horas son nuestras, y los ingresos pueden ser potencialmente ilimitados.

Sí, es verdad, puedes tener ingresos inimaginables, pero, como en todo negocio, existe una realidad que pocos te van a contar.

Si eres un diseñador freelancer que está recien iniciando este proceso de ser independiente, te invito a leer esta triste historia.

¿Quieres viajar por el mundo trabajando desde cualquier parte del globo?¿Quieres ser independiente y ganar todo lo que mereces? Esa es la ilusión que nos han vendido.

No sé cuántas veces he escuchado esas historias de éxito freelancer, esos mitos urbanos que nos pintan un panorama idílico donde profesionales de nuestro sector alcanzan sus metas y son reconocidos.

Sin embargo, la realidad es otra para la mayoría como tú y yo.

Aunque la independencia ofrece flexibilidad y control, el éxito no llega de la noche a la mañana o simplemente no llega nunca.

Porque requiere habilidades, contactos y, sí, una dosis de suerte. Aunque algunos puedan disfrutar de ingresos envidiables, son la excepción, no la regla.

Asi que si estás a punto de lanzarte como independiente, asume desde el principio que serás parte de la mayoría (como todos)

Te recomiendo que comiences a preparar un plan realista que incluya el desarrollo de tus habilidades, la construcción de una red de contactos y una mentalidad lista para los desafíos.

Y aunque muchos no lo consideran deberías tener en cuenta estos puntos:

La Incertidumbre Financiera

Aunque el freelancing puede ser gratificante financieramente, también tiene sus riesgos.

La falta de seguridad laboral y los imprevistos pueden amenazar tus ingresos. Desde gestionar impuestos hasta planificar ahorros para contingencias, debes estar preparado para enfrentar la incertidumbre financiera que acompaña a este estilo de trabajo.

Todo puede cambiar en cualquier segundo. Un mal resfrío puede tumbarte semanas y dejarte inhabilitado sin más.

Y de seguro que vas a tener que enfrentar estos temas.

Asi que prioriza la estabilidad financiera.

Asegúrate de tener un colchón de ahorros para emergencias y considera adquirir seguros médicos para proteger tu bienestar y el de tu familia.

La Soledad como amiga o enemiga

Aunque el freelancing ofrece independencia, también puede ser muy solitario.

Claro, me dirás que siempre estás rodeado de clientes, proyectos y haciendo networking.

Sin embargo, estarás solo al momento que tengas que asumir la responsabilidad total de tus acciones y decisiones. Y lo peor, te sentirás solo en muchas situaciones.

No tendrás a nadie más a quien culpar en caso de errores o problemas ni nadie que te ayude a salir adelante.

Esta soledad puede resultar abrumadora y desmotivante en ocasiones, especialmente cuando te enfrentas a dificultades o tienes una familia que depende de ti.

Y no es sencillo.

Cuando trabajas dependiente trabajas con un equipo y dispones de filtros con los que probablemente alguien advierta algún error de tu parte.

Sin embargo, como freelancer, solo será tu responsabilidad.

Vas a tener que cultivar una red de apoyo.

No te sugiero buscar comunidades de freelancers donde puedas compartir experiencias porque estas resultan ser muy tóxicas. Más bien, crea un círculo de amigos que te ayuden con consejos y momentos de desahogo.

Mantén una comunicación activa con colegas y amigos para contrarrestar la sensación de aislamiento.

La Importancia de Decir «No»

Te imaginas abrir tu cuenta de banco y tener «cero» peso.

Esto puede ser más frecuente de lo que supones y lo peor, es que muchas veces no sabes si tendrás un nuevo cliente.

A diferencia de un trabajo dependiente que sabes que en cierta fecha se hará el pago de nómina, aquí no tienes ni idea.

Y esto puede ser tentador para aceptar cualquier proyecto que se cruce en tu camino.

Sin embargo, ceder ante la presión de clientes tóxicos o proyectos poco rentables puede poner en peligro tu bienestar y tu reputación profesional.

Aprender a establecer límites y decir «no» cuando sea necesario es fundamental para mantener tu salud mental y tu estabilidad financiera a largo plazo.

Así que evalúa cuidadosamente cada oportunidad antes de comprometerte.

Considera factores como el potencial de crecimiento, la rentabilidad y la compatibilidad con tus valores y objetivos profesionales.

La Búsqueda Perpetua de Clientes

Cuando comenzamos creemos que si no tienes ni un centavo en tu cuenta ni un proyecto a puertas, recién allí tendremos que salir a buscar nuevos clientes.

Pero esto es una constante que puede ser más agotadora que realizar tus actividad como profesional.

El éxito como freelancer no depende solo de la calidad de tu trabajo (que debe estar asegurada), sino también de tu habilidad para conseguir nuevos clientes constantemente.

Y digo constantemente porque es a diario.

Aprender a descubrir oportunidades, elegir y decidir qué batallas librar es la clave de todo.

Esto puede significar dedicar una cantidad considerable de tiempo y energía a actividades de marketing y networking, lo que puede interferir con tu capacidad para realizar tu trabajo principal.

Y por mi propia experiencia, te vas a agotar si no estableces un equilibrio entre la entrega de proyectos y la búsqueda de nuevos clientes.

Por lo que crear un plan de acción es la clave, tener tus objetivos claros y entender cómo irás manejando tus tiempos es muy importante.

Pero bueno, el camino del freelancer está lleno de desafíos y sacrificios que no todos están dispuestos a asumir.

Antes de embarcarte en esta aventura, prepárate para enfrentar las realidades del mundo del trabajo independiente y toma decisiones informadas sobre tu futuro profesional.

Recuerda que, aunque el camino sea difícil, también ofrece oportunidades únicas para crecer y prosperar en tu carrera.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *